Aker

Reflexiones desde la terracita: Txarli y el gurú

Había una vez un soñador llamado Txarli, un hombre común con grandes aspiraciones. Txarli pasaba sus días trabajando en una oficina, pero su mente siempre estaba en otro lugar: los mercados financieros. Leía libros, seguía blogs y se sumergía en análisis técnico. Su sueño era hacerse rico operando futuros del petróleo.

Un día, mientras navegaba por Internet, Txarli encontró a un gurú financiero. Este gurú tenía una gran cantidad de seguidores y afirmaba tener el secreto para ganar dinero en los mercados. Txarli decidió seguir sus consejos al pie de la letra. Compró futuros del petróleo, vendió cuando el gurú decía que era el momento adecuado y esperó a que los beneficios llegaran.

Los días pasaron y, para sorpresa de Txarli, sus inversiones comenzaron a dar frutos. Las ganancias se acumulaban y su cuenta bancaria crecía. Txarli se sentía invencible, como si finalmente hubiera descubierto la clave para la riqueza. Pero entonces, algo inesperado sucedió.

Una noche, Txarli tuvo un sueño vívido. En su sueño, el gurú financiero se le apareció. «Txarli», dijo el gurú, «nada de esto es real. Los mercados son volátiles, impredecibles. No puedes confiar en mí ni en nadie más para hacerte rico». Txarli se despertó sudando y con el corazón acelerado. ¿Había estado viviendo una mentira?

Decidió cerrar todas sus posiciones en los futuros del petróleo. Las ganancias se desvanecieron, pero Txarli se sintió aliviado. Se dio cuenta de que la verdadera riqueza no estaba en los números de su cuenta bancaria, sino en las experiencias, las relaciones y los sueños que perseguía.

Txarli dejó de seguir al gurú y comenzó a vivir su vida de manera diferente. Aunque nunca se hizo rico en términos financieros, encontró una riqueza mucho más profunda en su búsqueda de la verdad y la autenticidad. Y así, el giro de guion en su historia fue que su sueño de riqueza material se convirtió en un sueño de riqueza espiritual.

Txarli aprendió que a veces los sueños pueden ser más valiosos que cualquier cantidad de dinero.

 

Aker

Reflexiones desde la terracita: **Correr, Correr, Correr** o el porqué #melapela todo

El viento azotaba mi rostro mientras los pies golpeaban el suelo con desesperación. Corría, no por elección, sino por necesidad. El tiempo se desdibujaba, y cada paso era un paso más hacia el abismo.

Había sido un hombre de vulgar, atrapado en una rutina gris. Pero todo cambió cuando encontré aquel antiguo pergamino en el rincón polvoriento de una librería. Las palabras grabadas en él prometían la inmortalidad a quien recorriera los confines del mundo en una carrera sin fin.

Así comenzó mi odisea. Corrí a través de desiertos abrasadores, montañas nevadas y selvas impenetrables. Cada paso era una lucha contra el agotamiento, la sed y el miedo. La muerte me perseguía como una sombra, siempre al acecho.

Los días se fundieron en semanas, y las semanas en meses. Mi piel se volvió áspera, mis ojos hundidos. Pero no podía detenerme. El pergamino me ataba a esa carrera infernal. Correr, correr hacia la eternidad o la perdición.

Finalmente, llegué al borde del mundo. El abismo se extendía ante mí, oscuro e infinito. La muerte me estaba esperando, paciente. Sin aliento, me lancé al vacío.

Y en ese último instante, cuando el suelo desaparecía bajo mis pies, sentí una extraña paz. Entendí que la muerte no era el final, sino el principio. El pergamino había cumplido su promesa. Ahora, correría por toda la eternidad, persiguiendo el horizonte y desafiando al destino.

Y así, mi figura se desvaneció en el abismo, convertida en leyenda. Un hombre que corrió más allá de la vida, hacia la muerte, y encontró la inmortalidad en el último aliento…
Aker

Robotillo Manuel

Si estás interesado en el robotillo, escríbele a Manuel al info@forexandcodes.com.
El plazo es hasta el día 27/09/2023…

Aker

Para estar jodido, ni tan mal…

…el resumen de lo realizado, a nivel físico, del 2021, donde las pateadas por el monte han dado para mucho trabajo de neurona.

En el 2022 va a estar complicado superar eso…

 

Aker

El principio del placer

Desde este cuadro de Rene Magritte y el comentario del bueno de Txarli, no he podido resistirme a dejar su reflexión para la posteridad en el blog…

Aker

¿El principio del fin?

Aker

Reflexiones desde la terracita: Amigos

Escondido detrás de la pantalla, con las lágrimas corriendo por las mejillas hasta el teclado y con un vacío enorme en el alma, así es como voy escribiendo estas líneas.

Primero fue Javi el que se nos fue de un día para otro. Luego vino Imanol, que se nos fue apagando poco a poco. Y ahora le ha tocado a Álvaro donde cuya entereza hasta el final nos ha hecho soportar el ver cuan injusta es la vida.

Al cerrar los ojos, y pensar en ellos, la imagen que me viene es en Estella vestidos de blanco y rojo con unas grandes sonrisas sobre sus caras, que hace que mi dolida neurona quede reconfortada en un recuerdo que pervivirá para siempre.

DEP…

Aker

Reflexiones desde la terracita: Los valores, las prioridades y la manera de encarar la vida

Hola Aker

Para mí, estos dos meses de encierro han supuesto una oportunidad única para compartir y dedicar a los pekes ese tiempo que nunca tenemos, para hacer de profesor, de padre, en fin que nos lo hemos pasado de cine -yo el que más- y ha merecido la pena cada uno de estos días, por eso he preferido hacer un alto en la operativa y aprovechar esta situación que no creo que se vuelva a dar en la vida, y si se da es que mal vamos…

 

Con esta entrada a unos deberes me desayune hace unos días y me ha dado para escribir esta entrada desde la terracita.

Sobre unos deberes que mandé al grupo ALF, uno de sus componentes me mandó este mail, que en esta primer parte, que nos comparte, nos habla de su filosofía de vida, de sus valores y de sus prioridades a la hora de encarar la vida en la situación actual.

En unos momentos donde la crispación está a flor de piel, donde las redes sociales son un vomitorio y donde los políticos son el principal exponente de la mierda en la que vivimos, las palabras de Josu son un remanso de paz y un ejemplo para todos.

La verdad es que es un orgullo el haber podido conocer a esta persona y poder trabajar con ella todos los días…

Aker

Reflexiones desde la terracita: Montaña rusa

Dentro mi largo plazo de cada dos años los días-semanas son como una montaña rusa.

Ayer tocaba ir hacia el sur con mas velocidad de la que mi desgastada neurona puede soportar y hoy al despertarme el vacío que sentía ha sido bastante insufrible.

Eso me ha llevado a cavilar por la situación actual en la que estamos arrastrándome a la mentalidad negativa (realista) de que el confinamiento lo que hace es quitarnos las pequeñas cosas que nos hacen felices (visitar a la familia, cenas con los amigos, paseos por la playita, deporte, CDLT…) llevándome a una congoja aun mayor.

Para poder salir de esa espiral negativa he tenido que poner algo en el otro lado de la balanza, para intentar compensar ese lastre, y veo que el proyectoAker, en su conjunto, es lo que realmente me motiva y me sirve de motor para cada día. Con lo que mientras exista el proyecto, tendré la energía suficiente para caminar…

Aker

Reflexiones desde la terracita: pasando por la vida

Uno va pasando por la vida sin dar gran importancia a su día a día, porque disfruta con el proceso desde la pasión que le guía, hasta que la gente de repente empieza a darte muestras de cariño en forma de cervecitas o como el querido Miguel Ángel con esta dedicatoria de un libro que ha escrito desde el corazón.

Gracias, a todos, por estar ahí y por hacerme saber que estoy dejando un poso positivo en este mundo. Veremos en el siguiente, jejeje…